""

El nombre de Azofra

Una de las muchas acequias que existen en Azofra

El nombre de Azofra

Diferentes son las teorías acerca de cómo se formó el nombre de Azofra, si bien  se pueden resumir en dos. La primer parece má acertada que la segunda.

As-Suxra/A-z-o-f-r-a
Azofra, según Govantes, “es voz arabe que significa la contribucion personal u obligacion que tenian los vasallos a labrar las heredades del señor por una corta recompensa”.

Alarcos Llorach pone el nombre de Azofra entre los topónimos que proceden del arabe y dice textualmente en el numero 26 de la revista Berceo, año 1.950, pagina 478: “Azofra: procede de as–suxra “el tributo”. Recuerdese el apelativo Azofra, Azofora. Alarcos Llorach pone tambien como topónimos arabes en La Rioja, entre otros, Albelda, Alberite, Alhama, Alcanadre, Alfaro, Almarza, Gimileo, Mahave, etc.
Azofra igual a tributo, don, presente, obsequio, donacion, regalo. Bonito nombre. Azofra seguramente que existía antes de la venida de los moros a españa. Los arabes eran especialistas en poner nombres apropiados a las cosas. A La Rioja la bautizaron con Weled asikia, que significa país de acequias, país de agua y de riegos. Cuando conquistaron Nájera en los comienzos del siglo VIII y se asomaron por su castillo y peñas de Malpica y vieron desde sus “eminencias” las tierras que tenían delante de ellos y el caserío que se divisaba en lontananza, abrieron ampliamente sus pupilas, clavaron sus ardientes ojos, levantaron los brazos y las manos, llenaron de aire puro su alma y sus pulmones y exclamaron, casi rezando esta plegaria: a-zo-fra, tributo del profeta, regalo de ala, bendicion de los cielos. Y aquel pueblo se quedo para siempre con el nombre de Azofra.

Zophar  
El famoso escritor benedictino Fray Gregorio de Argaiz habla de Zophar en su obra “La soledad laureada” impresa en Madrid en el año 1.665, pagina 360, según recoge Don Domingo de Dueñas, párroco de Azofra, en el informe que envió al historiador valenciano Don Bernardo Espinalt en 1.786. Fray Gregorio Argaiz afirma que Azofra tiene una antigüedad muy remota pues fue fundada por la nación hebrea después de la gran seca general y antes de la venida de Cristo. Dice así “también a Azofra, cerca de Nájera, sin duda la edificaron porque nace su nombre de la dicción hebrea Zophar, significa hermoso o hermosura como lo muestra su planta a los que miran desde las eminencias de Nájera”.
Fray Gregorio fue monje en Santa María la Real.