""

El Camino de Santiago. Historia


El Camino de Santiago es una ruta que recorren los peregrinos procedentes de todo el mundo para llegar a Santiago de Compostela donde se veneran las reliquias del apóstol Santiago. Fue una ruta muy concurrida durante toda la Edad Media. El Caminó Francés que incluye a Azofra en su perfil fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993.
Hablar con exactitud del origen del Camino no es fácil. Hacia finales del siglo IX se localizan las reliquias del Apostol Santiago. Durante dos siglos, la fe en el Camino crece y el número de peregrinos que transitan por la ruta aumenta. Alfonso II, rey de Asturias, ordena la construcción de una iglesia en el mismo lugar donde reposan los restos del apóstol Santiago. Se encontraron en el bosque de Lidredón, en una pequeña capilla a la que estaba anexo un cementerio. A partir del siglo XV, esta iglesia se convirtió en uno de los principales centros de peregrinación de la Cristiandad y dio origen al actual Camino de Santiago. 
Compostela se convierte así en un centro de peregrinaje. La noticia se extiende por la Europa cristiana y los peregrinos comienzan a llegar al lugar del sepulcro, el denominado Campus Stellae, que devendrá en el famoso vocablo Compostela. Religiosos vinculados a Cluny elaborarán el Códice Calixtino y la Historia compostela. Los reyes españoles favorecerán en todo lo posible la creación y proyección de una red de monasterios cluniacenses en el norte de España y alrededor del Camino.
En los monasterios riojanos y castellanos aún se miraba con recelo a aquellos caminantes que se dirigían a Campus Stellae. El número de caminantes crece geométricamente a partir del Siglo X cuando la población europea logra salir del aislamiento de épocas anteriores e inicia una serie de contactos e intercambios que, en el campo religioso, llevarán a hacer de la peregrinación: una manera más activa, amplia, inclusiva y sencilla de devoción. Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela serán los destinos más importantes: todos los caminos llevan a Roma. Navarra, Aragón, Castilla y León facilitan el viaje a Santiago mediante la construcción de puentes, reparación de caminos y edificación de hospitales.
Después del siglo XIV se produjeron muchas convulsiones sociales en Europa que desvían a los peregrinos potenciales hacia otros destinos. Por otra parte, la Reconquista desplaza toda la atención económica y gubernamental de los reinos españoles hacia el sur. El Camino de Santiago pierde el esplendor de los siglos anteriores. El siglo XV tampoco ayudó a su revitalización, plagado de acontecimientos desagradables en el viejo continente: guerras, hambre, peste, malas cosechas, sequías...


Ruta francesa del Camino de Santiago

Procede: el ramal navarro de San Juan de Pie de Puerto (Saint Jean Pied-de-Port), (Francia), el ramal aragonés de Urdos (Francia)
Origen: del ramal navarro Roncesvalles; del ramal aragonés Somport (Canfranc, Huesca)
Final: Santiago de Compostela
Desde Aragón
Origen: Puerto de Somport (Huesca).
Final: Santiago de Compostela (La Coruña).
Trayecto hasta Santiago: 863 km.
Lugares en la ruta: Jaca, Sangüesa, Monreal, Obanos, Puente la Reina, Estella, Logroño, Nájera, Azofra, Santo Domingo de la Calzada,Belorado, Burgos, Castrojeriz, Frómista, Carrión de los Condes, Sahagún, León, Astorga, Villafranca del Bierzo, Ponferrada, Cebreiro,Triacastela, Sarria, Portomarín, Palas de Rey, Arzúa.